Padres/Madres con niños psiquicos

27.08.2018

Producto de diferentes consultas que he recibido, posterior a mi participación en la charla de padres/madres con niños psíquicos realizada en la 7° versión de la expo conexión espiritual, he desarrollado este artículo que espero sea de ayuda para el lector.

Existe variada información en internet referente a niños psíquicos, clasificándolos e indicando algunas características propias de su personalidad, muchos de ellas basadas en teorías y experiencias que alguien vivió en algún momento de su infancia, la cual complementare y/o modificare basado en mis vivencias.

Desde mi experiencia como niño psíquico y padre de niña psíquica, plasmare información que puede servir de guía para quienes se encuentran en búsqueda de información, por situaciones que les ha tocado vivir con sus hijos(as) o incluso con ustedes mismos, sin explicación aparente.

Comienzo comentando, ¿Qué son los niños con psíquicos?; son niños con capacidades extrasensoriales, las cuales se pueden manifestar desde temprana edad, incluso desde el momento de la gestación. Durante esta etapa de embarazo, la madre podría tener experiencias fuera de lo "común", como sueños premonitorios, desarrollar mayor empatía con las emociones que fluyen en su entorno y una conexión especial con el mundo espiritual, entre muchas otras cosas. A temprana edad los niños psíquicos de forma innata, manifiestan capacidades sobrenaturales, como la telekinesis, la clarividencia o la capacidad de sanar, entre otras. Las primeras acciones que como padres nos podemos dar cuenta, es su empatía con lo que otras personas sienten, teniendo ataques de llanto o rechazo hacia personas o lugares. Muchas veces los padres bajo el desconocimiento de lo que sus hijos(as) están sintiendo, piensan que es un berrinche y obligan a sus hijos a saludar a personas "buenas", cuando en realidad sus hijos(as) no sienten afinidad para lograr un acercamiento.

Durante la historia se ha conocido de forma más amplia dos tipos de niños psíquicos;

  • Niños Índigo; de personalidad fuerte a temprana edad (con autoridad excesiva pueden pasar al extremo opuesto), les cuesta aceptar la autoridad, necesitan sentirse escuchados, no pueden controlar hablar. Suelen expresarse de forma tan visceral que a veces parecen violentos y crueles.
  • Niños Cristal: Son muy sensibles, discretos, sumisos, positivos, serenos y en general les gusta pasar tiempo solo. Evitan la confrontación y el conflicto. Puede afectarles los productos químicos y tóxicos presentes en la comida y en el ambiente.

Bajo mi experiencia, la categorización no logra ser tan precisa, puesto que encapsula capacidades y características propias a un tipo de niño(a), cuando también puedes encontrar aquellos que son un mix de ambos. Siento que cada niño(a) tiene su peculiaridad.

Ahora, ¿De qué forma podemos ver que mi hijo(a) es psíquico?; Hay muchas características que se manifiestan, algunos poseen todas y otros solo algunas, lo cual no implica que uno sea mejor que el otro, sino que su nivel de desarrollo está aún en proceso. Como ejemplos puedo citar el hecho de que conteste antes de que se les formule una pregunta, sabe de antemano quién está llamando por teléfono o quién va a visitarles, tienen contacto con entes de otras dimensiones, incluidos los difuntos; siente a distancia y se molesta cuando otra persona toca sus cosas (algunos llegan incluso a alterarse demasiado por eso), puede tener contactos telepáticos con sus iguales o familiares, hablar con animales y plantas, sienten lo que sucede en su entorno, tomando actitudes reactivas o retraídas dependiendo de la emoción que están canalizando. Algunos incluso poseen capacidades sanadoras, especialmente en los desequilibrios emocionales de sus padres y otros adultos, entre otras diversas capacidades. Por lo general, son hiperactivos y con algún grado de "déficit" atencional.

En mi experiencia no fue fácil, en una familia con creencias religiosas que veían lo que me sucedía como algo extraño, casi como una posesión demoníaca, lo que llevo a que en varias ocasiones me llevaran a bendecir a iglesias, pensando que esto era una etapa transitoria.

Desde pequeño vi luces en la gente (aura) y podía sentir lo que otros sentían, lo cual me ocasionó rechazo frente a personas o lugares que no me generaban una "sensación feliz". Aún recuerdo cuando les hablaba esto a mis padres y me miraban con cara sospechosa, y créanme que cuando niño hablaba mucho, mi nivel de hiperactividad era tal, que necesitaba mantenerme bastante ocupado para lograr una buena concentración. Con el tiempo y ya cansado que me vieran extraño, tome la decisión de dejar de comentar a mi entorno lo que me sucedía. Durante mucho tiempo ignoré contactos con familiares fallecidos que se acercaban a hablar conmigo y otros seres que se acercaban a molestar, asustándome en las noches e incluso empujándome y escondiendo mis cosas. Durante mucho tiempo viví en el miedo, sin saber por qué estas cosas me sucedían a mí, pensé incluso que era algún castigo. En pocas ocasiones les comentaba a mis padres sueños premonitorios, solo cuando sentía que era necesario que supieran lo que sucedería o estaba pasando con algún familiar cercano.

En mi adolescencia en búsqueda de entender lo que pasaba, leí todo aquello que pensaba que podría ayudarme a entender, como gemoterapia, quiromancia, lectura de aura, runas, terapias con hierbas, hechicería, incluso libros de Hare Krishna. En esta misma etapa, surgían aún más dudas, como el hecho que tomara la mano de las personas y pudiera ver su pasado, presente y futuro. Recuerdo en una oportunidad en el colegio, que vi a una amiga hacer lectura de naipe español. Tome las cartas y fue como que ellas me hablaran, relataba cosas que ni yo sabía de dónde venían. Particularmente esto me genero varios conflictos familiares, pero en esa etapa de mi vida poco me importaba, necesitaba entender lo que me pasaba y todo lo que sentía que me ayudaba, servía.

Cuando salí del colegio, comencé buscar cursos para seguir entendiendo. En esta etapa conocí mucha gente que le sucedía lo mismo que yo, lo que me generó un alivio enorme. Estudié muchas terapias, sanación luz dorada, reiki usui, magnified healing, thetahealing y otras. Con el tiempo conocí a mi esposa, que en un comienzo no entendía lo que me sucedía, pero término viendo esto como normal. Tempo después vino a este mundo mi hija, quien ha manifestado las mismas características que yo viví en mi infancia.

Luego de todo esto, surge la pregunta ¿Cómo ayudar a los niños(as) psíquicos?; es simple, más de lo que parece. Esencialmente escuchándolos sin juzgar, con bastante comunicación y argumentos se puede llegar a una sana convivencia. Creyendo en lo que dicen, ya que la mayoría de las cosas que nos pasa no las entendemos del todo y necesitamos saber que alguien nos apoya y contiene emocionalmente. Explicar que recibir información sensorial es posible y aceptable, esto es extremadamente liberador, ya que nos hace sentir normales y aceptados como personas. Finalmente todos necesitamos sentirnos parte del clan.

Espero te haya gustado este articulo y extraigas toda la información que sea relevante en tu proceso.

Si tienes dudas y quisieras tener una sesión terapéutica, podemos agendar una cita. Te invito a visitar mi web www.misanacion.cl

Que tengas un gran día!!.


Luis Luengo F.

MISANACION